|¡TIENDA ONLINE! ES |  EN |  FR |  DE |  PO |  IT |  RU |
Notícias e atualidades

Jamones y Embutidos La Hoguera: Tierras Altas de Soria

Jan

18 2019

El sector del jamón y la ampliación del acuerdo comercial con China.

/ Escrito porEmbutidos La Hoguera

Satisfacción y optimismo. Estas dos palabras pueden resumir la ampliación del acuerdo comercial que ya existía entre España y China para exportar al gigante asiático carne y productos curados derivados del cerdo. Lo más novedoso del mismo es que podrán entrar todos aquellos productos con una curación inferior a 313 días que establecía la antigua normativa, lo que abre el mercado chino a jamones serranos, curados y embutidos como el lomo, el chorizo y el salchichón, además de piezas con hueso, es decir, el jamón y la paleta entera.

Hay que decir que el anterior acuerdo entre ambos países, fechado en 2008, sí dejaba exportar jamón ibérico, ya que cualquier de sus categorías superaba la frontera de los citados 313 días de curación, pero a condición de que fuera deshuesado o loncheado.

El envío de patas con hueso ya se había solventado hace meses y estaba plasmado en un borrador avalado por ambos países, pero faltaban aún algunos flecos para cerrar el nuevo acuerdo. Entre las novedades del mismo se permite la exportación de chacinas y embutidos, así como todo el jamón o paleta con una curación menor a la establecida en la anterior ley.

Esta euforia ha llevado a afirmar sin ningún pudor que China, con una población de casi 1.400 millones de personas, iba a demandar grandes cantidades de jamones curados, serranos y, sobre todo, ibéricos, hasta disparar su precio. Desde el sector se considera fuera de todo lugar que vaya a afectar al precio, salvo el tirón típico de la Navidad, lo habitual por el aumento del consumo.

De hecho, el gigante asiático no es ni de lejos el mayor importador de jamón ibérico y está a mucha distancia de países de la Unión Europea, como Francia y Alemania, o extracomunitarios como México, EE.UU. e incluso Japón. Por poner un ejemplo, la UE supone el 80% de nuestros envíos y solo Francia importó el año pasado productos ibéricos, especialmente jamones, por valor de 90 millones de euros, según la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici), por tan solo algo menos de cinco millones a China.

Pese a todo, reconoce que China aún representa un destino modesto en comparación con otros países pero, a su juicio, con la nueva normativa se abre una importante ventana, no solo para el jamón, sino para los embutidos como lomos, chorizos y salchichones.

«Llevamos tiempo trabajado en China. Cuando llegas a un país hay que enseñar a consumir este tipo de producto “gourmet”, y un buen modo de hacerlo es con la restauración», indica García. Eventos como Hofex, la feria de alimentos de Hong Kong, son un buen ejemplo de ello, donde en los últimos años llevan haciendo concursos de cortadores de jamón.

Descarta que se vayan a producir tensiones en los precios, ya que nuestro país tiene capacidad para producir más ibérico de cebo de campo y de cebo de granja. El único problema es, a su juicio, el ibérico de bellota ante la limitación de dehesas y, por tanto, del fruto que producen encinas y alcornoques. En este sentido, señala García, es más fácil que se produzcan subidas por el tema de oferta y demanda, «pero será de manera progresiva» y a bastantes años vista.