|¡TIENDA ONLINE! ES |  EN |  FR |  DE |  PO |  IT |  RU |
Nuestras recetas

Los buenos productos de La Hoguera

Pizza con cebolla, jamón y parmesano.

Ingredientes (4 comensales)

Para la masa de pizza:

450 gramos de harina de fuerza, 10 gramos de levadura fresca de panadero, 220 gramos de agua con gas, 8 gramos de sal, 25 gramos de aceite de oliva virgen extra, 1 c/c de azúcar.

 

Para la cobertura:

Aceite de oliva virgen extra, 1 cebolla tierna grande, 150 gramos de mozzarella rallada, 16 lonchas de jamón serrano no muy curado, queso parmesano, de aceite de trufa blanca (opcional).

 

Elaboración

Para hacer la masa de pizza pon la harina en forma de volcán en un cuenco amplio. Introduce en el agujero la levadura disuelta en un poco de agua templada, añade la totalidad del agua, la sal, el aceite de oliva y el azúcar. Empieza a mezclar vertiendo la harina sobre el líquido. Cuando tengas una masa compacta pásala a la mesa para amasar hasta que se convierta en una masa fina y algo elástica.

Después forma una bola y ponla en un cuenco cubierto con un paño. Deja reposar si tienes tiempo durante unas seis horas, así la masa de pizza gana en sabor. En varias ocasiones hemos recomendado que si se tiene intención de hacer pizzas para cenar, que se prepare la masa a la hora de la comida.

Después de la fermentación de la masa, dividirla en cuatro porciones y hacer cuatro bolas, después extender una a una en la mesa de trabajo ligeramente enharinada. Si la masa se resiste a ser estirada simplemente hay que dejarla reposar cinco o diez minutos para que se destense.

Una vez preparadas las bases de pizza y colocadas sobre una bandeja de horno, prepara la cobertura. En primer lugar adereza con un hilo de aceite virgen extra la masa de pizza, después pela y corta la cebolla en juliana y repártela por toda la superficie.

Introduce la pizza en el horno precalentado a 220º C con calor arriba y abajo, baja la temperatura a 200º C y hornea hasta que los bordes de la pizza estén dorados. Entonces retírala y coloca las lonchas de jamón serrano, puedes ponerlas enteras o troceadas, introduce en el horno de nuevo un par de minutos para que coja calor y desprenda un poco de grasa. Retira la pizza del horno, reparte el queso parmesano cortado en lascas y si lo deseas, unas gotas de aceite de trufa. ¡Buen provecho!