|¡TIENDA ONLINE! ES |  EN |  FR |  DE |  PO |  IT |  RU |
Noticias y actualidad

Raza Duroc , posiblemente el mejor jamón serrano del mundo

30

Aug 2018

El jamón español triunfa en los Campos Elíseos.

/ Escrito porEmbutidos La Hoguera

El chef Yannick Alléno, sorprendió en su restaurante tres estrellas Michelin con un exquisito recetario que fusiona la cocina francesa con el jamón ibérico.

Se trata de un proyecto de investigación de alta cocina que gira en torno al cerdo ibérico. Involucra a los chefs internacionales más reputados del planeta, a los que se les encarga un recetario de creación propia que combina su extenso y admirado conocimiento con uno de los productos más preciados de España.

Así llegó la sexta edición de este proyecto, celebrada en París y protagonizada por el chef Yannick Alléno, en cuyo currículum brillan dos estrellas Michelin, (1999 y 2002), antes de fundar su propia empresa, llamada Yannick Alléno Group.

Desde 2014 dirige la cocina de uno de los restaurantes más antiguos de París, Pavillon Ledoyen, con 3 estrellas Michelin. Instalado en un lateral de los famosos Campos Elíseos, ocupa un señorial edificio de impactante fachada, que evoca la época en la que Napoleón conoció a Josefina, y un interior que exhibe el más clásico art decó. En la actualidad ocupa el número 31 de los 50 mejores restaurantes del mundo.

Si algo caracteriza al chef parisino es su elegante cocina, cien por cien francesa, de estilo contemporáneo, y elaborada con el mejor producto local de temporada. Se puso manos a la obra. “Lo primero que hice fue intentar entender cada producto, y cada pieza. Para ello, simplemente lo pruebo y lo saboreo, hasta que el propio producto me dice qué hacer. Hago caso a todos los pequeños detalles que me sugiere; siempre lo hago así, soy muy detallista”.

A pesar de insistir en que el ibérico era un producto en el que no había centrado la atención en su cocina hasta ahora, reconoce que la experiencia le ha gustado, ya que le ha servido para descubrir la amplitud de texturas y sabores que ofrece el cerdo ibérico, según cada parte o corte. “Incluso me evocó a vainilla”, desvela con sorpresa, antes de asegurar que “me ha gustado investigar bien sobre este producto, saber más sobre el interesante mundo del cerdo ibérico”.

A la pregunta de cuál es su receta favorita contesta rápidamente: “me quedo con la gelatina fría”, desarrollada con la técnica de la extracción que tan bien domina; “me gustó tanto que, sin duda, seguirá estando presente en la carta de mi restaurante, en diferentes platos”.

 

Fuente: www.traveler.es