|¡TIENDA ONLINE! ES |  EN |  FR |  DE |  PO |  IT |  RU |
Noticias y actualidad

Los buenos productos de La Hoguera

22

Jun 2016

¿Qué es el paso del fuego?

/ Escrito porEmbutidos La Hoguera

 

Aunque el solsticio de verano coincide astronómicamente con el 20 o 21 de junio, es tradición que sea por San Juan, la noche del 23 al 24 de junio, cuando tienen lugar los ancestrales ritos de fuego y hogueras que caracterizan esta celebración en muchos lugares de España. Aquí en San Pedro Manrique, tiene un carácter aún más especial si cabe.

Apenas el sol se oculta en el horizonte, el fuego ilumina el anfiteatro de la ermita de la Virgen de la Peña. Mil kilos de leña de roble, cuidadosamente preparados en un camino de brasas, brillan en el recinto sampedrano. Serán necesarias casi dos horas para que la pira se convierta en una alfombra de ascua y brasa que irradia intenso calor.

Antes de las doce, el público del graderío se prepara para asistir a una celebración ancestral que se ejecuta hacia poniente y que los expertos señalan como ritual iniciático para lograr la inmortalidad a través de la hoguera purificadora. El Paso del Fuego es uno de los momentos más emocionantes del calendario festivo más allá de las fronteras provinciales.

Justo a medianoche, con los graderíos a rebosar y dispuestas las brasas de roble en mágica alfombra, los sampedranos se aprestan al reto anual. El fuego lo pasan sólo los hijos del pueblo, no porque se impida probar suerte a los forasteros, sino porque no abundan los voluntarios y además "los de fuera se queman", según sentencia general del vecindario.

Pasarán las brasas encendidas, solos o con alguien a cuestas, como lo hacen cada año desde antiguo.  Esta proeza (llamada pirobacia) ha despertado el interés de curiosos, científicos y parapsicólogos. Se ha dicho de todo: desde que el secreto reside en pisar fuerte para no dejar oxígeno y evitar la combustión hasta que contienen la respiración, pasando por la concentración, la fe, el sudor, el vino o burbujas de aire que se interponen entre la piel y las brasas.

El caso es que los pasadores, ponen la piel de gallina al caminar y después, cuando se abrazan fuerte tras el Paso del Fuego. Todo ello ha sido presidido por las Móndidas, tres jóvenes sampedranas elegidas por sorteo entre las mozas casaderas, que serán  las protagonistas de los actos del día siguiente.

Quizá, como apuntan algunos, todo esto tiene lugar gracias a la protección de la Virgen de la Peña, junto a cuya ermita se desarrolla el ritual del Paso del Fuego. De fama muy milagrera, muchos hijos de San Pedro se convierten en pasadores debido a promesas realizadas a esta Virgen

Lo verdaderamente cierto, es que la proximidad de tal alfombra de brasas, y el sofocante calor que despide, deja claro cada noche de San Juan a los testigos del ritual que se trata de una proeza al alcance de muy pocos.